Dos joyas: Versalles y el Louvre

28 de octubre

Hoy el dia amanecio algo nublado asi que cogimos nuestros paraguas y tras un buen desayuno, fuimos en metro hasta la estacion de tren para ir a Versalles. A las 10 llegamos a nuestra parada y tras un paseo de 10 minutos estabamos en la entrada del magnifico y archiconocido Palacio de Versalles. Esta estatua fue la que da la bienvenida, junto con miles de turistas y de personas vendiendo souvenirs.



Habia tanta gente y tantas puertas, que no sabiamos por donde empezar ni que entrada comprar asi que fuimos al punto de informacion y tras estudiar las distintas opciones, decidimos comprar la entrada completa, que incluia la visita al palacio, a los jardines, la audioguia y un trenecito que te llevaba de un lugar a otro. No recuerdo el precio pero no era nada caro. Pues ya con nuestra audioguia en español, hicimos unos 10 minutos de cola, dejamos las mochilas y bolsos en la consigna y a visitar el palacio. Nos impresionó bastante, no solo por lo grande que era sino por la decoracion que tenia. La primera estancia estaba llena de pinturas enormes y con unas paredes y techos muy bonitos.



Al lado, estaba la capilla que era enorme y un poco mas adelante estaba otra de las estancias principales con una pintura del Rey.



Fue muy emocionante ir escuchando las historias y anecdotas que cuenta la audioguia al mismo tiempo que ibas pasando por esas habitaciones y lugares donde tiempo atras habian vivido las personas mas influyentes y poderosas de Francia.
Seguimos el recorrido hasta que llegamos a las estancias reales, las cuales estaban muy bien conservadas.

a href="http://3.bp.blogspot.com/_H5hK6eaVAF4/S7Dfncd3ikI/AAAAAAAACV8/1OY630-AH3E/s1600/DSCN0634.JPG">

Ya para acabar esta primera parte, llegamos a una de las estancias mas famosas del palacio, la sala de los espejos. Debia de ser preciosa verla toda iluminada y las mujeres reflejadas en los espejos con sus vestidos de época...Por desgracia, estaban restaurando una parte asi que no pudimos verlo con todo su esplendor.



Ya de aqui salimos a los jardines. Estaban perfectamente limpios y cuidados, todo tan bonito que incluso habia una pareja haciendose sus fotos de boda.



Estuvimos un rato por alli paseando, viendo las fuentes que no estaban funcionando todas pero que eran muy bonitas.




Habia un cartel alli que ponia el horario de funcionamiento pero era solo en verano asi que no podriamos verlas. El cielo seguia poniendose mas oscuro, y como era tarde copgimos el trenecito para ir al final de los jardines donde estaba la aldea de la Reina. Por el camino, el tren hizo una parada en una especie de Chiringuito a medio camino y nos bajamos alli para comer ya que era mas de medio dia. Nos comimos unas baguetes y unas cocacolas, todo por 18 euros y como se puso a llover descansamos un poquito alli. En cuanto escampó, reanudamos la marcha y seguimos hasta la aldea a pie bordeando el lago donde habia barquitas y patos.



La aldea de la reina, era un lugar apartado del palacio donde la reina venia cuando queria descansar de palacio. El lugar era muy bonito, con muchas areas verdes e incluso un laguito. Alli se estaba muy tranquilo, no me extraña que la reina se escapara aqui a menudo jejeje.



Ya cansados de andar, fuimos a la ultima visita que era un pequeño palacio con estancias para invitados y donde habia estado Napoleon. Fue una visita curiosa, ya que entre otras cosas pudimos ver uno de los Wc de la epoca. Ahora se porque a veces nos referimos a el como "el trono" jejeje.

Para volver al palacio, de nuevo cogimos el trenecito porque estabamos muy cansados. Tras devolver las audioguias y recoger las mochilas, nos despedimos de Versalles, una de las visitas que mas nos gustaron de Paris. Antes de coger el tren hacia Paris, paramos un momento a retomar fuerzas con un helado y a las 18h pusimos rumbo de vuelta al hotel. Cuando llegamos, nos dimos una buena ducha reparadora y de nuevo a la calle, que nos quedaba otra visita importantisima: El museo del Louvre.

Como ya dije, el viernes por la tarde era gratis asi que entramos sin pagar entrada. Es un museo enorme con una coleccion importantisima asi que lo mejor es seleccionar que es lo que queremos ver, porque si no podemos estar alli una semana.

Nosotros estuvimos unas dos horas y media alli y lo que mas destacamos de nuestra visita fue:

-lA SALA DE ARTE ETRUSCO con el sarcofago de los enamorados.



-La sala de arte egipcio, con numerosos sarcofagos y reliquias.



-La victoria alada de Samotracia (no me la imaginaba tan grande).



-La venus de Milo.



-En la parte de pintura, el cuadro "libertad guiando al pueblo"



y como no, la estrella del museo, la "mona lisa". Es cierto que te pongas donde te pongas, parece que la giocconda te persigue con la mirada. Esta prohibido hacer fotos, a pesar de que esta protegida con un cristal y todo. Nosotros, aun asi "robamos" una que sale bastante mal y encima nos llebamos la bronca del guarda de seguridad....



Ya muertos, casi con muñones en vez de pies, dimos una vuelta por la galeria del Louvre viendo las lujosas tiendas y como encontramos un sitio para cenar, alli nos tiramos en la primera mesa que encontramos libre. Tras la cenita, no teniamos ganas de mas paseos asi que volvimos al hotel en metro y directos a dormir.

1 comentario:

  1. definitivameme una de las mejores obras de arte es Jose...papito

    ResponderEliminar